La Manía y el Objeto Oral: Texturas, sabores, olores, melodías, colores... en la práctica del análisis

Eva Lerner

Publicado el: 2003-12-10


       Facebook               Texto en Word 


    


El título elegido nombra las sensaciones que los sentidos le ofrecen al humano, nombra los goces de su cuerpo y nombra también los preliminares del amor.




La Manía y el Objeto Oral: Texturas, sabores, olores, melodías, colores... en la práctica del análisis

Eva Lerner

(*) Reunión Lacanoameriacana de Psicoanálisis; Recife, 2001.

Este trabajo surge en el contexto de un seminario homónimo que dicto actualmente en la Escuela Freudiana de Bs. As.basado en la siguiente tesis: "Así como el ramillete pulsional queda abrochado en la constitución cuando pasa bajo la égida del falo, el pasaje por el análisis (o por otra actividad que trasmute las pulsiones arte, oficio o profesión) modifica al concierto pulsional para una gama de matices diferentes y conmueve necesariamente la relación al falo¨.

Junto a la tesis me acompañan algunas preguntas en el horizonte del final del análisis que iré desplegando.

El título elegido nombra las sensaciones que los sentidos le ofrecen al humano, nombra los goces de su cuerpo y nombra también los preliminares del amor.

Los antiguos entre ellos Platón, Aristóteles, Epicuro, se han ocupado de caracterizar las sensaciones y sus relaciones con el placer, con el bien y con la belleza (1).

Mas tarde Condillac (2) describió el valor de las sensaciones en tanto podamos tener memoria de ellas y desde Freud cuentan por su posibilidad de ser relatadas. Si al final del análisis sólo queda la pulsión acordaremos que una parte del recorrido es transmutado, otra sublimada pero sin excepción lo que no estaba bajo la égida del falo y repetía como bruto real pulsional, deberá servirse de él aún para ir más allá.Algunos goces se modelan, se alivianan,se degustan,se cantan,resuenan se miran y se ven sin la pasión anterior pero con el erotismo que conllevan.

Un cuerpo que nace debe transitar un recorrido por el cuerpo del Otro para poder nombrarse y ese mismo recorrido que lo habilita para la palabra es el que lo deja adherido a esos restos de los cuáles goza y también padece.

El parlêtre deberá además "declararse" hombre o mujer en algún momento de su constitución.

Decirse hombre o decirse mujer son hechos de discurso que pueden coincidir o no con el cuerpo anatómico y de esto puede testimoniar un homosexual.

Hechos de discurso que funcionan en un binomio: "decirse hombre" o"decirse mujer" , binomio del cuál si se elige uno de los términos, puede confrontarse con el otro. (3)

Ya la segregación urinaria exige la declaración de sexo para no encontrarse en un baño con alguien del otro sexo,en cambio allí pueden encontrarse dos homosexuales.

Los tiempos que corren nos enfrentan con nuevas cuestiones que también nos interrogan acerca del requerimiento o no de nuevas teorizaciones en el psicoanálisis.

Las parejas gay en algunos lugares del mundo actualmente adoptan niños. Estos niños relatan que no tienen mamá, tienen dos papás y no dudan en decirse varones.

Me guía para las siguientes reflexiones el testimonio de un analizante con sintomas homosexuales que presentaré a continuación para quién su declaración de sexo: "soy gay" queda directamente ligada a la prevalencia en su fantasma de su demanda oral: le es más facil acostarse con hombres porque el trabajo de seducirlos es más rápido que con las mujeres "palo y a la bolsa". Sentido oral que la cura se plantearía vaciar apuntando desde el inicio a la finalidad de un nuevo posicionamiento de la significación fálica en el sujeto.

El caso siguiente me permite tranmitir otra interrogación que sostengo:la trama maníaca en un perfil de la estructura,en una parte del paño subjetivo hace de la estructura una estructura mixta como decía la IPA ¨núcleos perversos en una estructura neurótica¨?, hace de toda la estructura una estructura perversa? o bien y esta es mi propuesta la pregnancia de algunos objetos fijan la basculación fantasmática y la renegación es tan fuerte que parece una perversión pero no lo es, es lo perverso del fantasma lo que encandila.

Caso Clínico : ?Palo y a la Bolsa?

Hace un tiempo me consulta por una ligera depresión pero fundamentalmente para cambiar de análisis un hombre al que llamaré Tomás de alrededor de 40 años, ingeniero, ex-ejecutivo de una empresa multinacional que venía de interrumpir un largo análisis. Abandonó todo y se fue a vivir al campo, se construyó una magnífica casa y se aisló del mundanal ruido y de sus daños.Está todo el día sin hacer nada, cría perros de raza que expone, engordó 40 kilos, se compró dos camionetas a falta de una y piensa que ya es suficiente tiempo de vacaciones el que se tomó. No sabe a qué dedicarse y algo tiene que hacer porque sino se va "a comer" los ahorros. A poco de hablar cuenta que es gay desde los 25 años y que esto le trae algunos inconvenientes.

Lo oculta, no soporta los ambientes gay y a los hombres afeminados, a él le gustan los hombres bien viriles. Tampoco acepta el lugar que le quedó asignado en su familia de origen: por no tener hijos trabajar para su sobrina y tener que correr a socorrer a sus viejos padres en lugar de sus hermanos como "la hija mariquita de la familia".

Su referencia familiar es claramente la familia de origen sin ningún proyecto de pareja para él, que es lo que desearía.

Al poco tiempo de comenzadas las entrevistas y luego de llevar a cabo un minucioso relato del trabajo de su padre, subrayé algunas cuestiones, entre ellas que el padre cerró las empresas industriales que tenía justo cuando él se recibió de ingeniero, tal vez cuando él se estaba disponiendo a ingresar en ellas

Su respuesta fue de mucho entusiasmo hacia las entrevistas, refería que se había analizado más de 10 años y que jamás se habló de su padre, siempre de su madre!

El subrayado principal intentó situar que: " palo y a la bolsa" justificado por él como lo vertiginoso de los tiempos de las relaciones entre homosexuales, como un problema de prisa para "morfar" más rápido y que eso no era privativo de ser gay.

A partir de esa entrevista pareciera haberse cuestionado no sólo la relación con su padre sino también su homosexualidad que había sido tomada por mí con el máximo respeto.

Según él yo le había dado vuelta su historia en esas pocas entrevistas porque el a esa altura no sabía tampoco si verdaderamente era gay!

Su problema con las parejas consistía en que al gustarle los hombres,aquellos que elige también les gusta penetrar y no ser penetrados. El detesta ser penetrado y sus elecciones de pareja terminan en una amistad y la relación se desexualiza.

Paralelamente a las entrevistas y bordeando apenas el tema decidió su nueva inserción laboral abriendo una empresa propia en algo que le gusta y que no lo va a "morfar" como la multinacional.
Avancé cautelosamente esperando mi descenso rápido, luego del elevado lugar en que me ubicó.
Un par de sueños inauguran la cura ,¨ hay todavía en su soledad una luz que lo alumbra ¨.

Yo no me propongo que deje de ser gay pero se ve que era una de sus fantasías porque a la cuarta sesión dice que no tenía ganas de venir , de todos modos prefiere venir a tratarlo.

A la salida de la sesión choca con el auto y a la sesión siguiente relata "me chocó una mujer de atrás". Escuchando sin interpretar lo que supongo un acting , intervengo menos ambiguamente respecto a su homosexualidad de lo que lo venía haciendo diciendo, al respecto de sus cuestiones, que no se sabe si va a tener que cambiar de objeto sexual o va a tener que asumir su homosexualidad pero lo que sí está claro es que cuando es "palo y a la bolsa" ni se fija a quién elige .

Tomás relata un recuerdo encubridor, dice que sintió una fuerte decepción de su padre a los 13 años, el padre siempre alardeaba de lo que la quería a su mujer .En un viaje , los dos solos, en un restaurante de una ruta una mujer intentó seducir al padre ¨mostrándole el orto¨y éste le dijo: si vos no estuvieras "sabés como me la pincharía!"

La decepción consistió según él en que para él hasta ese momento amor y sexo iban juntos y conjeturó que el padre no la quería a su madre como proclamaba.

En verdad esto encubrió el lugar de niño amado por la madre por encima del padre y la "solución" que para su sexuación allí, en plena pubertad para él se gestó .No se inscribe esta intervención del padre como don de virilidad ,sino : ¨desearía que no estuvieras conmigo ahora porque más desearía en ese momento estar con esa mujer para pinchármela.¨

Tomás esperaba anhelante los escasos paseos con su padre.El abuelo paterno ,ingeniero también,había echado a todos sus hijos de la casa de pequeños,no se sabe por qué.

Al padre de Tomás lo crió un hermano del padre homosexual y el padre se dedicó toda la vida a agasajar a este padre con atenciones alimenticias.

Su madre Miss de su pueblo, escapó del yugo de su propia madre y tías a las que se les morían los hombres para casarse con un hombre al que con los años dice que se dió cuenta que no amaba pero siguió toda la vida con él porque no se animó a separarse con tres hijos.

Ya cuando fue el embarazo de Tomás hacía tiempo que quería separarse.Eligió como nombres para él los correspondientes a dos personajes homosexuales de una novela rusa. La madre "justificó" su desamor en que el padre lo arreglaba todo con plata, pero su presencia la dedicaba a su familia de origen.

A la sesión siguiente de la del choque él es elegido por un joven que está en pareja y "se le cuelga" para que lo saque de la pareja en la que está ,alquilándole un departamento, dándole dinero etc.

Tomás entra en cólera , viene a legitimar si tiene derecho a decir que no o por unos "te quiero" y "te extraño" no tiene por qué trabajar otra vez de padre y si tiene derecho esta vez a comenzar a elegir.

Le legitimo que por un "te quiero" o "te extraño" de un hombre no tiene que volver a fundar una y otra vez una relación de padre-hijo que es de lo que se quejaba que ya no quería.

De todos modos , en la siguiente sesión relata que inició una relación con este jóven.

Esta secuencia renegatoria del tiempo de vacío que requieren sus preguntas para ser respondidas: si es o no es gay ,una pregunta suya, no pudo ser sostenida ni una semana,chocó,a la pregunta por si este jóven es una elección posible, ya está por enredarse en un departamento para él,esta secuencia renegatoria habla de una prisa,de que aquélla que produce la fijación del objeto .De cuálen este caso? La prisa de la nada, que es la prisa de la manía. Todo o nada es la lógica de la manía en relación a la sustancia, ya o nunca en relación al tiempo

Podría validarse entonces la pregunta a partir de este relato acerca de cómo en la constitución se juega para el ser hablante la cuestión de su sexuación y cuál es la relación con la trama de sus objetos?

Es importante o queda banalizada la cuestión si situamos que el momento de declarar su sexo por segunda vez se decepciona del amor de su padre pero no hacia su madre, el padre para Tomás,no la ama tanto como proclamaba, sino hacia él.?

Para Tomás la cuestión de la homosexualidad aparece a los 25 años, a punto de casarse.

Sería válida esta pregunta o sería hacer psicogénesis?

Retomemos estas cuestiones en el interior mismo de la obra freudiana y desde los avances de Lacan .

Es en la fase fálica freudiana de la evolución de la libido que se juega tanto para la niña como para el niño, aunque de distintos modos , la apropiación o no de los caracteres de su sexo.

El lacanismo por darle importancia a la diferenciación que propone Lacan, avanzando a Freud entre castración simbólica en el ser , y castración imaginaria en el tener subsumió ,a mi entender una problemática en la otra. La castración imaginaria freudiana también nos incumbe.

Los tres tiempos pre-edípicos freudianos llamados fases de evolución de la libido son los tres tiempos en los que se inscribe en el cuerpo del infans viniendo del Otro, las pulsiones constituyendo así un cuerpo erógeno.

Ese cuerpo erógeno para constituirse debe atravesar para Freud la fase oral, la fase anal y la fase fálica abrochándose ahí como fase genital a la salida del Complejo de Edipo para el niño y a la entrada al complejo de Edipo para la niña.

Qué ocurre con la fase fálica freudiana en la obra de Lacan? No cuenta más la reunión pulsional en un fin genital sexual, la gesamltesexualtriebe, freudiana . pero no tiremos el agua de la bâñera con el niñô adentro, no todo se transmuta o se sublima , algo toma curso genital, ahí anudan los tres registros.

!Los distintos tiempos de la evolución de la libido de la obra freudiana son trabajados por Lacan como tiempos de la castración simbólica en el ser e incluso permite inferir para el caso Juanito lo que acontece cuando la castración en el ser no opera también a nivel fálico.

En ese caso el destino del fóbico es permanecer como apéndice fálico de la madre, es decir metonimia de la falta de pene en lugar de hijo como metáfora del amor por un hombre y sobre todo disponiendo de su propia relación al falo.

Los primeros dos tiempos para Lacan constituyen en el cuerpo la pulsión oral y anal respectivamente tributarios de las dos primeras fases de la libido para Freud y en el tercer tiempo, el de la fase fálica freudiana, coloca al falo como operador de la estructura psíquica que a partir de ahí distribuye en la estructura los objetos de la demanda: oral y anal por un lado y los del deseo: voz y mirada por el otro. Este operador además es el objeto de la fase fálica y funda la fase genital con el falo como significante del goce sexual.

Si leemos este operador ,el falo,en los tres registros RSI, podemos decir que como operador simbólico de la estructura psíquica abrocha la estructura, produce la división subjetiva, funda el aparato psíquico,podemos situar allí el cierre de la constitución es decir, la represión originaria, momento a partir del cual se funda el estatuto de la palabra. Lo escribimos ?? (Fi).

El órgano no es lo primero sino el lenguaje. Lo determinante para el futuro del $ y su ubicación de un lado o del otro en la sexuación, ya que no se nace hombre o mujer es el lenguaje que es el que hace la distinción. (4).

En el error que se trata del órgano se instaura el Ideal del Yo que produce la segregación al nombrar los conjuntos universales "los hombres", "las mujeres".

Como operador real e imaginario contiene un objeto, el falo real que se encarna en el pene y el falo imaginario o falo negativizado que abrocha la imagen de sí o i(a) con los efectos de la castración imaginaria.

El falo real y el falo imaginario también son operadores de la castración que se refieren al órgano y no al falo como concepto.

La diferencia real de los sexos y a veces la visión de esta diferencia real ofrece el telón de fondo sobre el cuál se desarrollarán las posteriores construcciones fantasmáticas respecto a tener- no tener en lo real.

Las consecuencias de la diferencia real se sitúa en los otros dos registros ¿Cómo anuda? Y si un neurótico padece de un síntoma homosexual, haber expuesto lo real del cuerpo en esa experiencia es contingente para la posible remoción del síntoma o no?

Cuando me refiero a consecuencias clínicas no me refiero a anudamiento errado o a accidente en la constitución, me refiero a que fueron dichas de un modo y que sean dichas de otro modo tiene otro color.

Como ordenador imaginario de la realidad fantasmática del psiquismo, el falo como falta solidario del objeto a en lo real, sitúa el cierre en la constitución de la imagen de sí y la posibilidad identificatoria del sujeto en relación al Ideal. Lo escribimos (-??

Con ambos órdenes establecidos podemos comenzar a situar el pasaje en la constitución de los objetos pulsionales de la demanda (oral y anal) a aquellos del deseo (escópico e invocante) pero la cura nos presenta que no se agotaron,los objetos de la demanda pueden prevalecer en actividad aún pasados por el filtro de la sexuación,pasaron a estar bajo la égida del falo pero no se agotaron en eso, restan como demanda.

Uno de los ejes principales de la cura para todo neurótico es que si se analiza deberá abandonar la justificación que tiene para toda demanda, ya que toda demanda pulsional es demanda de amor, para disponerse a no demandar más, en el mejor de los casos, más bien a poder desear,gozar y amar. Modos al fin del parlêtre de vérselas con la dialéctica fálica y no- toda fálica en el campo del amor y de la creación.

A la altura del Seminario 20, Encore, Lacan plantea los matemas de la sexuación, plantea allí lo que según mi lectura es el límite de Freud en "Análisis teminable e interminable".

Si pasáramos la roca viva freudiana por el colador de Encore nos encontraríamos con la autorización de falicidad para quien se diga mujer y con la autorización de femineidad para quién se diga hombre.

Toda posición subjetiva, es decir de $ de deseo, es posición masculina para ambos parlêtres, se diga hombre o se diga mujer.

Toda actividad deseante de la subjetividad es relativa entonces al goce fálico que no es privativo de quiénes se digan hombres. No - toda posición subjetiva está ordenada sin embargo por el goce fálico, por lo tanto todo posicionamiento relativo a ello aún en quién se diga varón habrá transitado por una posición femenina.

Una persona que se dice mujer está en posición masculina cuando habla, cuando maneja un auto, cuando cocina, cuando amamanta, cuando hace el amor. Cuándo hace el amor? Para ambos la alteridad es el "otro sexo" que el fálico.

Podríamos decir con Lacan que en una mujer no- todo es relativo al goce fálico pero para eso deberá primero quedar atravesada con la castración en el registro imaginario, es decir que si bien es más allá del falo es también habiéndose servido de él.

La escena amorosa, escenario privilegiado de la desestabilización de la imagen en las mujeres nos muestran que la consistencia de la imagen que una mujer logra por la mascarada fálica y por la mirada de deseo y de amor de un hombre es protética. Qué quiere decir esto? Que no es sostenida por el objeto a en lo real, es decir en la vacuidad del objeto a en tanto causa de deseo y sostén de la imagen.Qué entonces de la castración en la mascarada viril? Y en la homosexualidad?

La pulsiones escópica e invocante a diferencia del trabajo con el resto del campo pulsional presentan una diferencia . Se prestan a horadar a las primeras.Las pulsiones oral y anal son "unisex", ahora bien , luego de la declaración de sexo, luego de la fase fálica freudiana, luego de que el falo como ordenador corrió los avatares de los tres registros ,el objeto a ya debería haberse inscripto en los tres registros de su falta .

Sin embargo lo real de la falta, causa de deseo es obturado con lo más imaginario del objeto renegando así del deseo como causa.

Hay un tránsito que debe realizar quién se dice mujer para encontrar sin demasiados obstáculos su deseo sexual en la discordancia con el deseo de quién se dice hombre que requiere de ella disponer de esta causa.

La inflexión gramatical que es causar el deseo de un hombre, hacer semblante de objeto que causa su deseo sexual, la muestra interesada por el falo y por su portador y esto no va de suyo.Debe vaciar el sostén de su imágen de la mirada del partenaire aunque sepa jugar a que se deleita con ella.

El análisis de todo aquél que se diga hombre, debería resguardar cuidadosamente y legitimar en el trámite de subjetivar su posición deseante, los lugares donde porta el semblante del falo.

Tomás necesita que su partenaire sea viril pero, aclara, "para amalgamarseno no como dos bloques rectos sino cada uno con sus relieves haciendo uno con el otro una unidad¨

Ilusión neurótica de complementariedad que se desplegará en el análisis pero el vaciado de la sustancia gozante que le da sentido a la vida del parlêtre es el mismo en el psicoanálisis para todo x que hable aunque no ?todo para los mismos fines.

NOTAS:

(1) Milner, Jean Claude / "Lo triple del placer" .Ediciones Del Cifrado.
(2) Condillac ,Etienne Bonnot / "Tratado de las sensaciones"
(3) Alouch,Jean / "Un sexo o el otro" Sobre la segregación urinaria. Littoral 11/12 La declaración de sexo
(4) Julien, Philippe / "Entre el hombre y la mujer está el a-muro" Ibid.

ORDENADORES O PALABRAS CLAVES: maníaco - depresivo, manía y objeto oral, duelo normal, duelo patológico, renegación, lógica de todo o nada, fase fálica freudiana, falo real y falo imaginario, roca viva freudiana, pulsiones de la demanda y pulsiones del deseo, decirse hombre y decirse mujer.



Opiniones sobre este texto:




Condiciones de uso de los contenidos según licencia Creative Commons

Director: Arturo Blanco desde Marzo de 2000.
Antroposmoderno.com © Copyright 2000-2017. Política de uso de Antroposmoderno