Cuando el deporte entra en política

Lorenzo Jiménez

Publicado el: 01/12/2020

Publicidad que nos ayuda a mantener el sitio.
Te invitamos a hacer click en el anuncio.
    


Con la victoria de Joe Biden en la presidencia de los Estados Unidos, se ha podido ver una vez más la influencia que los deportistas más conocidos pueden ejercer sobre la sociedad.

 

                                                               Facebook    






Con la victoria de Joe Biden en la presidencia de los Estados Unidos, se ha podido ver una vez más la influencia que los deportistas más conocidos pueden ejercer sobre la sociedad.

Desde antaño la política y el deporte siempre han ido unidos de la mano. Ya era una práctica utilizada en la antigua Roma con ese lema bien conocido de pan y circo con el que los emperadores acallaban las críticas de las masas ofreciéndoles espectáculos y algo de comer. Pero, a su mismo tiempo, el pueblo podía derrocar en el Coliseo a un mandatario con su amor por las grandes figuras del circo.

Este juego es el que por ejemplo se ha podido vivir en Estados Unidos durante la campaña a la presidencia del país. Joe Biden ha sido el gran apoyado por las figuras deportivas de Norteamérica debido a su mala sintonía con Donald Trump, constante durante toda su legislatura.

Así, destacan entre una lista recogida por el 20 Minutos, la estrella de baloncesto LeBron James, la gimnasta Simone Biles o la futbolista Megan Rapinoe como algunas de las personalidades de este mundo que han intentado decantar el voto hacia el candidato demócrata y han celebrado su victoria.

Puede surtir o no efecto
Por supuesto, actualmente la influencia de los mejores deportistas del mundo sobre la sociedad es mucho mayor que hace unos años, pues algunos de ellos son iconos para las personas, ejemplos de esa gloria personal y un triunfo social que mucha gente busca. Así es como se han convertido, en parte gracias a su acercamiento por las redes sociales a sus seguidores, en influencers, es decir, personas cuya repercusión social es máxima.

Por este motivo, cada vez más su palabra se escucha por encima de otros miembros de suma importancia dentro de la sociedad. Y eso puede declinar la balanza en términos de votaciones como la de la presidencia de los Estados Unidos como su último gran ejemplo.

En España se politiza cada vez más el deporte
Por nuestra parte, en España se sigue mezclando la política y el deporte en cuanto hay posibilidad alguna. Hay clubs completamente politizados, que muestran sus ideologías a través de las redes sociales. Es por parte de esta simbiosis entre sendos mundos la que ha permitido entrar al sector político en las casas de apuestas, donde además de encontrar las clásicas apuestas en directo de bet365, con pronósticos de las mejores competiciones deportivas como es LaLiga SmartBank, también hay mercados específicos sobre política, como ocurre con las próximas elecciones de Reino Unido.

También se les da un orden político a ciertas figuras de las más importantes del país. La máxima referencia en este sentido es un Rafael Nadal al que el aprecio que le tiene la comunidad, es el español más querido según El Mundo, le hace estar en el foco del huracán constantemente y no querer hacer una declaración que pueda diferenciarle de parte de ese sector que le apoya.

Sin embargo, queda claro entre estos y otros muchos ejemplos, que los mayores deportistas del mundo son también algunas de las personas más influyentes del planeta y que a través de ellos, un mensaje puede calar mas profundo en cualquier tema, incluida una política en la que cada vez es más normal verles opinar de manera abierta.



Comentarios sobre este texto:




Condiciones de uso de los contenidos según licencia Creative Commons

Director: Arturo Blanco desde Marzo de 2000.
Antroposmoderno.com © Copyright 2000-2021. Política de uso de Antroposmoderno