El fenómeno del contenido "reciclado" de la industria del entretenimiento



Publicado el: 23/07/2020

Publicidad que nos ayuda a mantener el sitio.
Te invitamos a hacer click en el anuncio.
    


En la extensa historia del entretenimiento hemos presenciado cómo se crean ideas originales que divierten y encantan a muchos espectadores. Cada año se estrenan cientos de películas, libros, canciones y juegos por Internet que resultan ser un éxito rotundo en todo el mundo. Sin embargo, gran parte de estos nuevos lanzamientos son basados en contenidos previos, dando la impresión de existir una fuerte conexión entre las distintas ramas de la industria.

 

                                     Facebook    




En la extensa historia del entretenimiento hemos presenciado cómo se crean ideas originales que divierten y encantan a muchos espectadores. Cada año se estrenan cientos de películas, libros, canciones y juegos por Internet que resultan ser un éxito rotundo en todo el mundo. Sin embargo, gran parte de estos nuevos lanzamientos son basados en contenidos previos, dando la impresión de existir una fuerte conexión entre las distintas ramas de la industria.



La misma pieza, diferente formato
Muchas de las piezas más exitosas del arte y la literatura han sido la musa de cientos de productos que se están vendiendo y reproduciendo en la actualidad. En el séptimo arte se puede evidenciar bastante este fenómeno; un ejemplo es la película Mujercitas dirigida por Greta Gerwig, que es una adaptación de la novela de la escritora estadounidense Louisa May Alcott. Este libro se publicó en 1868 y desde entonces coronó a sus cuatro protagonistas -Amy, Jo, Beth y Meg- como las heroínas femeninas de la literatura, y más recientemente de la pantalla grande, por su inspiradora historia que transcurre durante la Guerra Civil de los Estados Unidos.



Otra de las figuras que ha sido mayormente reproducida en innumerables formatos de esta industria ha sido la de Leonardo da Vinci, una muestra clara de esto es El Código da Vinci. Este filme es uno de los éxitos taquilleros más grandes de la historia ya que recaudó 760 millones de dólares en todo el mundo. Además, también está basado en una obra previa, la novela escrita por Dan Brown en 2003. La influencia de estas piezas fue tan grande que llegaron a la industria del iGaming, ya que se crearon juegos de azar virtuales como una máquina tragamonedas llamada Da Vinci Diamonds en plataformas como Betway, por lo que esta novela mutó en todas las formas posibles del entretenimiento.

El boom de los remakes
La industria del cine ha estado rehaciendo películas durante la mayor parte de su historia. Este acontecimiento puede tener su raíz en que es más probable que el público se fije, en primera instancia, en un producto que ya conoce, por lo que hay una mayor probabilidad de que más gente consuma el contenido. Nada más en el año 2019 la cartelera de los cines contaba con 10 remakes, con filmes ya conocidos como The Twilight Zone e It. Más recientemente Sensacine anunció que uno de los remakes que está próximo a salir es el de Drácula, el cual promete ser fiel a la novela original de Bram Stoker.

Todo este reciclaje sucede en gran medida debido a que el contenido de las películas exitosas muestra problemáticas sociales importantes con las que el público se sensibiliza. Dos ejemplos son el Joker y Parásitos, que evidencian interesantes historias de personajes marginados, que permiten la reflexión y dejan en evidencia la sólida relación del cine con la filosofía. Dando lugar a que los relatos conmovedores sean perfectos para reproducir varias veces en diferentes formatos.

Más allá del cine
La transformación del contenido no sólo tiene espacio en el cine, sino también dentro de conferencias y libros. Así fue el caso del gran escritor Jorge Luis Borges, el cual en 1977, Buenos Aires, realizó siete conferencias entre ellas la de “La pesadilla”, siendo una de las más influyentes y “La Cábala” siendo la sexta de todo el evento. Posteriormente, estas conferencias dieron lugar al escritor de publicar su libro Siete noches, donde las recopila todas.



No es una tendencia nueva
Lo cierto es que este fenómeno no es algo reciente, de hecho se viene estudiando desde hace varias décadas. El filósofo alemán Theodor Adorno hace mención a este tipo de acontecimientos en su concepto de industria cultural, en el cual rescata la idea de que el cine, la radio, y el entretenimiento constituyen un mismo sistema que están coordinados para vender diferentes productos, de una misma obra, a través de los medios de comunicación. Él no fue el único en pensarlo, Walter Benjamin también investigó de este tema en su ensayo La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica. Allí explora la originalidad de las obras de arte y ahonda en cómo la misma pieza luego tiene múltiples reproducciones por distintos autores. Lo cual se ve inequívocamente reflejado en la actualidad.

Hay una cantidad considerable de películas que han sido inspiradas en novelas de literatura, series de televisión que tiene sus orígenes en conocidos jugos virtuales, sin mencionar las secuelas de filmes viejos y un sinfín de otros casos. Por lo que resulta evidente la estrecha conexión de todas las áreas del entretenimiento y la fuerte influencia que tienen obras pasadas en las futuras piezas que se pueden llegar a reproducir.



Comentarios sobre este texto:




Condiciones de uso de los contenidos según licencia Creative Commons

Director: Arturo Blanco desde Marzo de 2000.
Antroposmoderno.com © Copyright 2000-2021. Política de uso de Antroposmoderno