Etnografía desde los cuerpos: Encuentros insospechados

Adriana Hernández Yasnó
ariadnayco@yahoo.com Publicado el: 16/08/08

Publicidad que nos ayuda a mantener el sitio.
Te invitamos a hacer click en el anuncio.
    


La naturaleza del trabajo etnográfico sobre el cuerpo implica verlo como un campo estético, semiótico, discursivo y pragmático, en un contexto histórico y enfrenta al antropólogo a la dura tarea de buscar los encuentros insospechados para trabajar con todos sus sentidos, tanto en la observación participante, en el diálogo con colaboradores y en el proceso mismo de escritura especialmente de la voz del otro.

      Facebook   



ETNOGRAFÍA DESDE LOS CUERPOS: ENCUENTROS INSOSPECHADOS

Adriana Hernández Yasnó
Investigadora independiente
ariadnayco@yahoo.com
22 de julio del 2008

La naturaleza del trabajo etnográfico sobre el cuerpo implica verlo como un campo estético, semiótico, discursivo y pragmático, en un contexto histórico y enfrenta al antropólogo a la dura tarea de buscar los encuentros insospechados para trabajar con todos sus sentidos, tanto en la observación participante, en el diálogo con colaboradores y en el proceso mismo de escritura especialmente de la voz del otro. En cuanto a la observación participante ésta ha sido en la investigación “Cuerpos de jóvenes urbanos 1977-2009” una experiencia clave, especialmente cuando se rompe la mirada automatizada que se tiene sobre el mundo cotidiano de los otros “jóvenes”, por ejemplo los jóvenes en sus espacios vitales como los conciertos o el vagabundeo nocturno por algunas zonas claves de Popayán como “ El eléctrico” , “la zona rosa”, el parque “Carantanta” y los bares como “Imago mundi”, “Decibeles” o los encuentros en el “Sótano” del Barrio “La Esmeralda” donde se realizan “toques” de varios géneros del metal entre otros géneros. También existen otros lugares donde los jóvenes urbanos han reterritorializado el espacio, se han adueñado de él, a pesar de las múltiples luchas con los vecinos de los distintos sectores y con la policía.

Los encuentros de estos cuerpos jóvenes son transgresores porque convierten el espacio común y corriente en un espacio vital, un espacio de encuentro para charlar, compartir experiencias, consumir alcohol y especialmente marihuana, entre otros alucinógenos. Prácticas que son propias de cuerpos que no se instalan en el “orden” del mundo del trabajo, del estudio o la tradición, sino que buscan “encuentros” para el ocio. Pueden estar en los lugares señalados, desde las cinco de la tarde hasta altas horas de la madrugada, charlando, yendo y viniendo entre distintos lugares, especialmente los jóvenes de “El eléctrico”.

En varias conversaciones con grupos de universitarios en estos espacios, se encuentra que los temas comunes que se tratan son el sexo, las drogas y qué se quiere ser en el futuro. Especialmente entre las mujeres universitarias son fundamentales los cuestionamientos sobre la vida sexual propia en cuanto a la construcción del deseo, de la pareja, la planificación familiar (la vida sexual de ellas es muy activa), el problema de la falta de autonomía, que no pueden tener totalmente al ser estudiantes que dependen económicamente de sus padres, por lo cual tienen que guardan un comportamiento adecuado hasta donde pueden y quieren.

Ahora bien, el arte de las conversaciones en estos espacios abiertos implica como dirá De Certeau reconocer las tácticas para poder vivir de estos jóvenes en el amplio sector observado. Estas tácticas los ubican en lugares donde necesariamente pueden estar sin ser inspeccionados por el mundo adulto, ésto es clave aunque es relativo, porque se rompe cuando llega “la policía”. En las mujeres jóvenes que visitan esto que hemos dado llamar “Sitios de encuentro” el control desde el mundo familiar se hace a través del celular, especialmente para las jóvenes que se autodenominan “niñas de casa”. Con respecto a los hombres jóvenes se tiene como éstos consumen en mayor cantidad drogas en el espacio social abierto, con sus compañeros, en “El morro”, en la fuente del morro, alrededor del pueblito payanés, al interior de las aulas de las Universidades en las horas del medio día o en la noche.

En una conversación con Yeimi una estudiante universitaria, ella comenta que ésto es muy común desde hace varios años atrás en Popayán en donde estudia desde el 2003 y en Cali donde tiene su residencia, especialmente, el consumo de alucinógenos en Cali a partir de los años anteriores a los ochenta era un consumo individualizado del “drogo” en las esquinas de los barrios, debidamente estigmatizado por su propia familia y la comunidad como lo relata la misma joven, al recordar la vida de drogadicto de su propio padre, quien fue echado de su casa y quien consumía marihuana, cocaína y bazuco. También el testimonio anterior se relaciona con el consumo de alucinógenos en la novela “Que viva la música” de Andrés Caicedo, este consumo era estigmatizado, por ello se realizaba en soledad o en compañía de un círculo íntimo, al interior de espacios cerrados, no en espacios abiertos como sucede actualmente, al aire libre, caminando por las calles de Popayán, Cali y Bogotá.


Ese consumo individual se transforma después de los noventas en un consumo social en la calle como se observa en los lugares citados. En Cali en los parques, en lugares como ”San Antonio”, en los prados de la Universidad del Valle (alto consumo de marihuana y otras sustancias) y otros prados de otras universidades, en el antiguo triangulo Squibb donde se encuentran y comparten los parches actualmente según me comentaba Karen, una estudiante de Antropología de la Universidad del Cauca pero que conoció Calí gracias a la novela de Andrés Caicedo: ¡Qué viva la música¡ Igualmente, en Bogotá, existen estos consumos sociales de alucinógenos en lugares de culto, tanto de jóvenes, como de jóvenes adultos, en el “El chorro de Quevedo”, en el centro de Bogotá en el Barrio “La Candelaria”, en “el jardín de Freud” prados de la Universidad Nacional de Colombia, los parques de la ciudad capital, como “El parque nacional”, “El parque de los enamorados” y las canchas de los barrios sin distinción de estrato.

Con respecto a este consumo el mismo Jacques Derrida afirma en una entrevista con Autrement en el texto “Retóricas de la droga” afirma: Una serie en cierta forma naturalista “ya que, diríase, ‘droga’ y “toxicomanía” son conceptos normativos, evaluaciones o prescripciones institucionales, hay que reducir este artificio. Regresemos a la verdadera libertad natural. El derecho natural impone dejar a cada cual la libertad de disponer de su deseo, de su alma y de su cuerpo, como de la cosa apodada “droga”. Quitemos entonces ésta ley que la historia de las convenciones y de las normas éticas ha inscrito tan profundamente en el concepto de “droga”. Levantemos esta coerción o esta represión, regresemos a la naturaleza. (Derrida, 1990,52)


Ahora bien, estos cuerpos jóvenes se construyen desde otros cuerpos: de amigos, novias, novios, compañeros del parche que aparecieron de un momento y con los cuales se compartió la vida a veces de niños y otras de adolescentes, tanto en el colegio como en la universidad. Especialmente, éstas relaciones entre cuerpos implican como lo observa Yeimi, la estudiante de la Universidad del Cauca que trabaja con jóvenes de bachillerato quien ha observado, especialmente en la jornada nocturna, cómo estos imitan a los jóvenes universitarios, tanto en los consumos culturales: diversos tipos de drogas, diversos estilos musicales desde el reggaeton, el funk, el reggae, el ska, el metal, la salsa pesada hasta el rock en español y clásico, como en las prácticas corporales del vagabundeo nocturno, la asistencia a eventos especialmente desde la observación en la ciudad de Popayán .

I. PINTAS, ROSTROS, MANOS, PIES, TORSO.

Primero el recorrido para describir cuerpo en relación a cuerpos implica mirarlo como un campo estético, semiótico, discursivo y pragmático:

PLANO ESTÉTICO DEL CUERPO/CAMPO: Esta característica del cuerpo como campo implica cómo los cuerpos se construyen desde una perspectiva estética representándose a través de las más importantes imágenes de marca dentro de la propia subcultura, incluso cuando logran configurar una banda en cualquier género musical desarrollan un gusto y un conocimiento muy profundos de la música, especialmente si la interpretan. El cuerpo es entonces resituado a través de las vestiduras, la moda los accesorios, el color, el baile, en el caso de la cultura metalera empleará una concepción de lo bello que para el mundo adulto (ver los símbolos de las subculturas, incluida la del metal) no tendrán nada que ver con lo que el mundo adulto considera bello. Incluso esta estética de los jóvenes siendo transgresora apelará a lo feo como lo bello, por ejemplo esta imagen de una Muñequera con pinchos.


Estética reflejada en las vestiduras: La indumentaria del heavy metal consiste en pantalones de cuero ajustados y negros o jeans elásticos de pitillo, chaqueta de cuero, indumentaria de color negro, botas deportivas o militares y pelo largo. En las historias del rock se afirma que fue el grupo Judas Priest quien fundó el estereotipo de vestimenta de los grupos "metaleros" al popularizarse entre los fanáticos ataviarse con ese estilo.
El color negro es la nota predominante dentro del heavy metal y el uso de accesorios en las manos, de color plateado. Se usan cinturones de balas dando así una estética aún más agresiva. Dentro del black metal, es notable las pulseras con clavos de hasta 20cm. de largo, los alambres de púas, se incluye la pintura corporal blanca y negra, se recuerda a un grupo rockero como Kiss quienes usan esos colores.
Otro punto importante dentro de la apariencia de las bandas son los logotipos. Estos suelen ser muy característicos, y en casos particulares, tienen un denominador común, como ocurre con las bandas de black metal, que suelen incluir cruces invertidas o pentáculos en sus logos, mientras que las letras del nombre de la banda suelen estar escritas con trazos poco firmes o totalmente enrevesados, representando de esta manera su "malignidad", aunque el logo resulta así muchas veces ininteligible.
En general, los fans se visten con pantalón elástico o de cuero, muñequeras con pinchos y una camiseta negra con la portada de un disco de un grupo, como se observa en todos los conciertos de metal y sus diversos géneros en Popayán, Cali, y Bogotá. Este hecho hace que las portadas de los álbumes sean especialmente importantes para coleccionar amorosamente la propia identidad metalera. Las portadas de grupos black metal, suelen ser más oscuras y en el death metal más sangrientas (Ver los símbolos tanto en los cuerpos como en las portadas de los álbumes musicales en el ítem del cuerpo como campo semiótico). En el caso de los grupos de power metal, las portadas suelen ser muy coloridas, con guerreros o criaturas fantásticas luchando o bien mostrando escudos de armas o símbolos de apariencia antigua, dando una gran sensación de poder.

-Cantante de Heavy metal-
Según varios textos especializados en este tipo de consumo cultural, la indumentaria de los fans del heavy metal tiene sus orígenes en los motoristas, y subculturas rockeras: “La vestimenta del heavy metal incluye elementos tales como chaquetas de cuero, chaquetas vaqueras; zapatillas de baloncesto altas (más comunes en thrash metal de la vieja escuela), botas de motociclista, botas de obrero o botas militares, jeans azules o negros, chaquetas de tela o chalecos a menudo adornados con insignias, botones y parches, también se utilizan tachas (formas de metal pegados desde en pulseras hasta en las chaquetas, pantalones, etc). Como con los motoristas, hay una fascinación peculiar con imágenes germánicas, tales como la cruz de hierro”.
PLANO SEMIÓTICO DEL CUERPO/CAMPO: Esta característica del cuerpo como campo se comprende como constituido por signos y símbolos con relación a otros signos y símbolos del contexto cultural/social e histórico. Analizar cada uno de sus signos y su sentido y sinsentido es fundamental para la investigación. Estos Símbolos en las subculturas y sus consumos culturales, se presentan a la manera de un pequeño álbum de fotos por ahora - el estado actual de la investigación está preparando la metodología para el análisis- por lo cual se debe realizar un trabajo de desciframiento semiótico, tanto de la imagen como de sus relaciones corporales, representacionales y contextos.

SIMBOLOS DEL HEAVY METAL:




SIMBOLOS DEL THRASH METAL

Megadeth, uno de los "Cuatro grandes del Thrash Metal", durante un concierto en 2005.
SIMBOLOS DEL DEATH METAL:

Aleister Crowley

SIMBOLOS DEL BLACK METAL:
Pentagramas invertidos, símbolo de satanismo, durante un concierto de Slayer.


Concierto de Slayer
SIMBOLOS DEL POWER METAL:

Helloween durante un concierto en Núremberg, Alemania, en 2006.

SIMBOLOS DEL METAL PROGRESIVO:

Dream Theater un importante exponente del metal progresivo.
SIMBOLOS DEL GOTHIC METAL:

Lordi, ganadores del Festival de la Canción de Eurovisión de 2006.

SIMBOLOS DEL GLAM


SIMBOLOS DEL BLACK METAL:



SIMBOLOS DEL DEATH METAL:




SIMBOLOS DEL TRASH:



SIMBOLOS DEL PUNK


SIMBOLOS DEL GÓTICO


SIMBOLOS DEL HARDCORE



SIMBOLOS DEL GRUNGE


SIMBOLOS DEL SKA


SIMBOLOS DEL HIP HOP




PLANO DISCURSIVO DEL CUERPO/ CAMPO: Esta característica del cuerpo como campo implica entender en el trabajo etnográfico con la voz viva de los jóvenes ¿Cuáles son los discursos sobre el cuerpo? en el trabajo etnográfico ellos han representado su cuerpo desde discursos que varían entre la repetición judeo/cristiana del discurso sobre el cuerpo como un templo sagrado, esto especialmente corresponde al discurso presente en quince cuestionarios exploratorios realizados en universidades privadas y públicas de Bogotá. “...Cindy afirma: ¿Qué es para usted su cuerpo? Es el templo de Dios. Por el contrario, y esto requiere un análisis cuidadoso al preguntar por el cuerpo a jóvenes de Popayán, estos lo consideran mucho más del lado de la exploración que permite, desde una perspectiva no maniquea, sino como campo de experimentación: Victoria en Popayán afirma: “El cuerpo para mi tiene un significado relativo de acuerdo a la función que yo desee, es decir puede ser los escalones para alcanzar algo deseado o puede ser la cera resbaladiza en ellos; aún así lo considero como la primera fase de las experiencias, sean o no importantes nos hacen ser nosotros. ” Hasta la voz que contesta desde la trasgresión de todas las organizaciones desde el cuerpo como Luisa Fernanda “Para mi el cuerpo es algo que es nuestro y de nadie mas, algo que nos pertenece solo a nosotros y que le damos el valor que creemos que merece. “. La voz implica ideología en el discurso como dirá Mijail Bajtin.

PLANO PRAGMÁTICO DEL CAMPO CUERPO: Esta característica del cuerpo como campo involucra todo relacionado con el plano de las acciones y las intencionalidades que se encuentra en el discurso de los jóvenes, cartografiado tanto en los cuestionarios como en las entrevistas e historias de vida. Especialmente relacionado con:

1. Cuerpos y consumos: música y alucinógenos.
2. Cuerpos y sexualidad.
3. Cuerpos y producción creativa en la música o la escritura u otras artes.
4. Cuerpos, territorios y reterritorializaciones.

Implica hacer un análisis discursivo tanto cotextual de las voces y escrituras y contextual para inferir las relaciones de estas escrituras con superestructuras, tanto ideológicas, como culturales, sociales e históricas.

Igualmente, el cuerpo como campo será la forma de trabajar íntimamente con algunas subculturas entendidas éstas como grupos de individuos con creencias, actitudes, costumbres u otras formas de comportamiento diferentes a las dominantes en la sociedad, aunque realicen juegos con ella. La subcultura es un concepto adaptable a grupos reducidos, como las minorías étnicas, los consumidores de drogas o incluso a grupos religiosos o comunidades homosexuales. Uno tendría que cartografiar en la investigación las subculturas en Popayán así:


1) Subcultura del metal y sus cuerpos.
2) Subcultura del rock y sus cuerpos.
3) Subcultura del gótica y sus cuerpos
4) Subcultura del hardcore y sus cuerpos.
5) Subcultura emo y sus cuerpos.
6) Subcultura electrónica y sus cuerpos.
7) Subcultura ska y sus cuerpos.
8) Subcultura punk y sus cuerpos.
9) Subcultura del hopper y sus cuerpos.
10) Subcultura del reggaeton y sus cuerpos.


“Se ha afirmado que la subcultura que crean dichos grupos sirve para compensar a sus miembros del hecho de ser considerados elementos marginales por la sociedad dominante. Según esto, un consumidor de drogas con un nivel social bajo dentro de una comunidad convencional, podría lograr un gran respeto por parte de otros consumidores según los valores y parámetros que rigen dentro de su grupo. Los lazos entre los integrantes de una subcultura se ven reforzados por el hecho de hallarse enfrentados a los valores y comportamientos de la sociedad dominante.

Las subculturas se empeñan en ciertas particularidades como: la forma del lenguaje, la indumentaria Como fin para crear y mantener una diferencia frente a la cultura dominante. Esta diferencia es al mismo tiempo una reafirmación de orgullo individual y de pertenencia a un grupo. Aunque las subculturas se dan en grupos minoritarios, también dentro de esos mismos grupos pueden darse otras subculturas, como es el caso de los grupos punks dentro de la juventud o de las feministas separatistas dentro del feminismo. El concepto de subcultura plantea el problema de la presunción de la existencia de una cultura dominante específica. Actualmente muchas sociedades occidentales están compuestas de una gran variedad de grupos étnicos y sociales; los límites entre agrupaciones basadas en criterios: sociales, sexuales, de edad, de etnia, de religión, nacionalidad. Son cada vez más difíciles de marcar y la interrelación de estos grupos es cada vez más frecuente.

Aunque el concepto de subcultura no es uniforme, sirve como instrumento de trabajo en los análisis de las estructuras sociales y las costumbres de los grupos minoritarios. En este sentido quiero cartografiar de manera aproximada esta subcultura y sus “cuerpos metaleros” donde los cuerpos pueden leerse desde como un campo de representación intervenida por signos fundamentales que conforman una identidad compleja desde el uso mismo del color negro y el cabello largo entre hombres y mujeres.

Semiótica corporal subcultura metalera

Signo Característica
Cabello Largo
Cuerpo Delgado
Vestiduras Color negro
Música Varios géneros del metal

Cito un extracto de observación participante en campo para mostrar ¿Como se presentan en sus prácticas cotidianas en el sentido de De Certeau. En el concierto ataque masivo del 06 de octubre del 2007 :

Llegué a las cuatro de la tarde a la bodega de la calle 4 No. 13-71 Barrio El Cadillal de Popayán, estaban ensayando las bandas que se presentarían estaban Arteus de Cali y Tormentor de Popayán, preparando la presentación toda la tarde había unas 15 personas, desde el principio entre organizadores y asistentes, la cosa nada que empezaba, me puse a observar la ropa de la gente, dos niñas metaleras, camisetas ombligueras negras, pantalones negros una, con uno media caña y botas negras con calavera en perfil blanco, la otra con una camiseta esqueleto y correa de taches y estilo metalero sobre las cadera, el cabello de las dos largo muy negro, (parecían uniformadas cuando llegó una nena mona) delineador negro bajo los párpados superiores e inferiores y no tenían ni dieciocho años. En el concierto se vieron camisetas negras con nombres alusivos a los grupos como Deicyde, Manowar, Iron maiden, Dimmu Borgier, Kiss. Afuera había una pelea entre los grupos por quien iniciaba primero, esta vez le tocó a Estigia estábamos con el cantante de éste grupo, a Lorena, Adriana y a Cristina, les rebajaron la boleta a cuatro mil, porque eran amigas del cantante de la banda. Estaba armándose un problema con los de las bandas de Cali, porque decían que las bandas de Popayán eran malas. Eso les sacó la piedra a los de Estigia que casi que no comienzan, pero lo hicieron. La gente estaba esperando, unos como yo, desde temprano otros desde la cinco y media, otros llegaron, preciso al inicio del toque. El toque empezó hasta la ocho y media con más o menos cien personas, muy buen toque el de Estigia dentro del Heavy Trash, con violento pogo de los asistentes. Luego Tormentor de Popayán, en seguida Ángel Eterno, la vocalista se quedaba corta con la voz que no alcanzaba a escucharse, la banda tenía una fuerza musical demasiado grande para esa voz, la gente no encontraba fuerza allí, y se quedó quieta, luego la banda El templo, toco heavy, con indumentaria ochentera, el cantante con pantalón, abrigo y chaleco de cuero, camiseta esqueleto blanca y los demás cantantes con pintas ochenteras. Grupo muy bacano empezaron con la frase todos los rockeros van al infierno. Arteus tocó heavy glam superbuenos, el cantante tenía una voz suprema, igual a la de Ruinas Santas del género Trash Death, la policía iba a entrarse, pero le bajaron al volumen y el último grupo pudo tocar tres temas más, la única voz gutural de la noche, muy potente, muy energética severo pogo y muy buena acústica. La gente rechazó la intromisión de la policía. La cuestión, seguramente fueron las quejas por el ruido. El concierto termino a las 11 y veinte. Ningún acto violento, no vendían licor, la gente lo compraba en las tiendas de abajo. Mucha paz, mucho cabello volando, varias muchachas de negro frente y dentro del pogo.
De otro lado, y con ánimo de ejemplificar vemos como el fanático del heavy metal según una descripción de sus prácticas cotidianas en general tiene:
1) Espíritu de identidad y pertenencia a su subcultura.
2) Dedica su vida y su cuerpo a la música metal.
3) Construye un saber desde un sentido estético, sabe de detalles teóricos y técnicos que definen el trabajo musical y vocal de sus bandas favoritas y las aplica a sus composiciones e interpretaciones.
4) Hereda actitudes de décadas pasadas como el ecologismo y la libertad romántica.
5) Puede ser aficionado a las carreras de motos que pueden implicar contacto con la naturaleza.
6) El heavy metal realmente produce una conmoción íntima al verdadero seguidor de este tipo de música.
7) En un concierto de heavy metal se explota dicho sentimiento hasta la catarsis.
8) En los conciertos las bandas consiguen en los conciertos un sonido fuerte propio del género acompañados de efectos visuales “que van desde la luminotecnia pasando por desfiles de motocicletas en el escenario”.
9) El metal es considerado por algunos músicos “una terapia revitalizante para los jóvenes”.

Símbolos de la subcultura del metal :


PENTAGRAMA INVERTIDO: Simboliza la estrella de la mañana, nombre que Satanás ha tomado para sí. Usada en brujería y rituales ocultos para conjurar espíritus de maldad. Puede estar dentro de un círculo o no, de cualquier manera representa a Satanás.

BAFOMET. inico de los Satanistas. Es una deidad demoniaca y es un símbolo de Satán. Puede verse como joyería, o en rituales de brujos.

PENTAGRAMA: Símbolo usado en brujería, representa los elementos, la tierra, el viento el fuego y el agua, con el espíritu rodeándolos.

HEXAGRAMA: Es uno de los símbolos más potentes usados en los poderes de las tinieblas. Usado en los trabajos de magia. Se confunde con la estrella de David, pero ésta estrella está dentro de un círculo.

CRUZ TAU. Símbolo del dios Matras de los Persas y de Aryans de la India. Para ellos, Mathras era el ángel de luz, o la luz celestial. Es usado por modernos masones como símbolo de la T cuadrada.

.
CRUZ INVERTIDA: Simboliza burla y rechazo a JESÚS. Los satanistas se ponen estas cruces como collares. Puedes verla en cantantes de Rock y en las portadas de sus discos

CABEZA DE CABRA: La cabra cornuda es el dios de los brujos.

CRUZ DE NERON: También se le conoce como signo de "amor y paz". Otro signo que es de burla a la cruz de Jesús. También significa: Las ruinas del hombre muerto. Apareció en algunos bastones de los SS de Hitler

S" SATANICA: Representa un "lighting bolt" o rayo cayendo, que significa "Destructor". En la mitología, Era el arma de Zeus. Puesta en el cuerpo o en la ropa significa poder sobre los demás. Además usada por los temidos SS de la Alemania Nazi. (ss = servicio Satanás). El Grupo de rock KISS usa este símbolo.

LA LENGUA EXTENDIDA: Es símbolo de muerte. Uno de los integrantes del grupo Kiss (Gene Simmons) acostumbra a realizar esta expresión. En una de las portadas de Rolling Stones, aparece este símbolo.

LA CALAVERA: Es el símbolo de la muerte y usado para maldecir. En ritos satánicos sirve como recipiente para colocar la sangre de los sacrificios. Es usado en varias ocasiones por jóvenes en collares, anillos y pendientes.

666 (LOS TRES SEISES): el nombre de hombre. La marca de la bestia. Apocalipsis 13:18

ANARQUíA: Significa abolir todas las leyes. En otras palabras "haz lo que quieras". Esta es la ley de los satanistas. Usada por los Punks y los Rockeros y los seguidores de Heavy Metal.

SIGNO DE BRUJOS O SIGNO DE LA LUNA: Usado para saludar la luna naciente. Además es el saludo secreto de satánicos y brujos.


II. PINTAS DE OTRAS SUBCULTURAS

Constituyen los modos de vestir de los jóvenes en relación a los consumos culturales musicales:

La pinta metalera:

Deep purple 1969

La pinta en el punk:
La pinta en el punk rock:
The Ramones
La pinta en el gótico
La pinta en el ska
III.
IV. LA FUNCIÓN DE LAS PARTES DEL CUERPO EN LAS SUBCULTURAS JUVENILES Y EL CONSUMO CULTURAL MUSICAL
Existen patrones quinéticos, gestos fundamentales dentro de la subcultura, íntimamente ligados a los símbolos propios o al interés por el gozo y placer producido por determinado consumo cultural. Por ejemplo en la subcultura del metal y su subgénero el heavy metal, se encuentra que más allá de lo que expresa a nivel artístico o musical encarna para sus incondicionales (Heavies) una forma de vida con sus propias actitudes manifiestas en el atuendo en una forma de hablar donde impera mucho vocabulario musical y técnico acerca de los instrumentos típicos de una banda de heavy metal, calidad sonora, etc. Dentro de esa jerga podríamos añadir un increíble elenco de gestos, posturas y simbología (lenguaje no verbal) como puede ser el distintivo símbolo.
CABEZA/CABELLO: Menear la cabeza al ritmo de la música y mejor aún tener un cabello largo implica el término que en el mundo del heavy metal el término "HeadBanger" (sacudidor de cabeza) que define típicamente al fan de heavy metal revolviendo la cabeza en primera línea de un concierto. Según la tradición se dice que Alice Cooper dice que el Headbanger es un místico que se autoinduce un estado de trance excitado.



ROSTRO: El rostro generalmente con los ojos cerrados escucha y baila cualquiera de los géneros del metal para interiorización de la música, gozo interno producido por ella.

MANOS: LA MANO CORNUTA: dedos índice y meñique estirados, recogiendo los dedos corazón, pulgar y anular. Dicho gesto parece que fue extendido por Ronnie James Dio durante su época con Black Sabbath, el cual copió el gesto que utilizaba su abuela para ahuyentar los malos espíritus. Gene Simmons, bajista y vocalista de Kiss, también se atribuye el ser el primero en hacer el gesto durante un concierto
114
En los conciertos de Rock observamos la realización de mudras con las manos, en este sentido, éstas significan según Lía Battaglia gestos eficaces que nuestras manos captan a través de lo que pensamos y lo que expresamos. Esta se llama manifestación positiva. Otro tipo de captación es la negativa, o la intuitiva, significa lo que solamente pensamos sin expresarlo. Me explico mejor, la duda que alguien nos puede defraudar deja nuestra expresión oscura, sin aparente manifestación de alegría; y entonces nuestras manos se quedan rígidas, haciendo quizás unos cuantos gestos de desesperación. La autora afirma que en las manos, al igual que en los pies, están reflejos los puntos corporales y por ello las diferentes posiciones ayudan a desbloquear aquellos que estén inarmónicos.

TORSO:
El cuerpo delgado no sólo es propio de los cuerpos metaleros, sino de los cuerpos góticos, de los cuerpos del grunch o del Glam, es ideal de los cuerpos del Ska y del Punk como se vio en la fotografía de “the Ramones”, pero también es lienzo donde se escriben los signos afortunados de los cuerpos deseantes. Se representa el cuerpo de los jóvenes para comunicar en la piel y exteriorizar la propia representación del cuerpo y presentarlos a otros cuerpos. Mostrar el torso es propio de los artistas en los conciertos.


1) Apocaliptica 2) -Axel Rose (Cantante de Guns and Roses)- 3) (Revista Rolling stones dedicada Guns and Roses)
Otro tipo de gestos aparecen de la mano de la música Aunque poco bailable, la música heavy metal conlleva una serie de movimientos que dan lugar a un rudimentario tipo de baile conocido como "slam". Dentro de este tipo de gestos el más común es hacer que se toca un instrumento (típicamente la guitarra) en un gesto que se ha dado en llamar "Air Guitar".

V. MARCAS SOBRE EL CUERPO

TATUAJES: Es una técnica de decoración de la piel mediante la inserción de sustancias colorantes bajo la epidermis. La piel se perfora con un instrumento punzante, a menudo una aguja eléctrica. En muchas partes del mundo existen pueblos que utilizan el tatuaje y la escarificación como indicativos del rango y afiliación sociales o como signos de duelo. La escarificación se consigue sajando la piel e introduciendo sustancias irritantes en las heridas que, al curar, dejan cicatrices profundas. Los egipcios practicaban la técnica del tatuaje ya en el 2000 a.C. El tatuaje en color alcanzó gran desarrollo entre los maoríes de Nueva Zelanda y en el pasado fue una forma popular de adorno en China, India y Japón, así como en numerosos pueblos primitivos de Colombia, Brasil y la región del Gran Chaco (Argentina, Paraguay y Bolivia). Existía la creencia de que los tatuajes protegían contra la mala suerte y las enfermedades. También se utilizaban como identificadores del prestigio social, del rango o de pertenencia a un grupo determinado. Sin embargo, se ha usado frecuentemente como adorno.


Imagen No. 1 e imagen N. 2

PIERCING: Estas perforaciones reflejan tanto valores culturales como religiosos, espirituales, moda, erotismo, inconformismo o identificación con una subcultura. En la historia occidental tradicional solo se practicaba a las mujeres un único agujero en las orejas desde pequeñas para toda su vida; sin embargo, en otras culturas del mundo y en la cultura occidental en la actualidad y en épocas antiguas, también se perforan varias partes del cuerpo ambos sexos. Normalmente, suelen ser pequeños palos o aros rematados con una bolita o un pinchito, metálicos o plásticos. Sin embargo los de mayor tamaño varían en forma y material.

Imagen No. 20

La moda del tatuaje y del piercing es un signo más del intercambio de culturas, porque recupera usos propios de países que están fuera del área de influencia occidental. Señal estética y a la vez erótica, pone en entredicho el canon de belleza dominante y apunta a lo que el filósofo italiano Mario Perniola ha llamado "el sex appeal” de lo inorgánico



VI. EL POGO UN DRAMA RITUAL:

He estado cuatro veces en el pogo, naturalmente en Bogotá es más fuerte este pogo, hay conciencia de la necesidad de una catarsis individual y colectiva, porque libera energías negativas del cuerpo al decir del antropólogo José Fernando Serrano . En los toques de Popayán es mucho más suave, cuando estos son de Heavy metal o con rock en español y Ska, son más fuertes en el caso del trash y death o black metal. En la primera ocasión que entré al pogo, sufrí varios golpes en cara, brazos y costado del cuerpo, fue aterrador y realmente brutal, esta primera experiencia porque se trataba de un pogo en que tocaban trash, covers del grupo Destruction y Over Kill.

El pogo se define como “el choque cuerpo a cuerpo coordinado entre los jóvenes que van a los conciertos, implicando incluso a los intérpretes en escena, fue invención de Sid Vicious, desde febrero de 1977 bajo de Sex Pistols, y se convirtió en uno de los símbolos más notorios del punk. El pogo y así también la irreverencia destinada a quienes se presentaban como estrellas del rock, expresada mediante el escupitajo, transformaron la escena del rock británico, contribuyendo a reforzar ante el público la reputación violenta que los medios de comunicación conservadores y numerosos parlamentarios británicos habían adjudicado al movimiento. Otro de los rasgos distintivos de los artistas punk consistió en sustituir sus apellidos por diversos alias que acentuaban su sentido de la marginalidad y la provocación” .

Según José Fernando Serrano (1996,29) en su estudio acerca del rock de los jóvenes urbanos, toma el relato de un joven quien considera esta diferencia al decir.”En el concierto siento algo que esta faltando, es la manada, porque ahí es donde uno pierde ese ser social...con los demás uno poguea, ese antibaile que es negativo que lo llaman baile (Pogo) porque justamente constituye para mi negar eso, el baile de compromiso...”; en ésta expresión el joven considera que la danza es mucho mas que el baile pues esta implica comprometer a la manada en el sentimiento que ocasiona la acción de bailar.


VII. DEVENIRES E INTENSIDADES

Ahora bien partiendo de la nueva filosofía provocada por Deleuze que supone un elogio al deseo y está revelando los movimientos singulares de los cuerpos en el espacio social, un “cuerpo sin órganos” en el espacio creado en el plano o el pliegue del cual emana. Hace que estos cuerpos en el lenguaje deleuziano sigan un pensamiento emotivo en el sentido de Antonin Artaud (“Se trata siempre de plegar, desplegar, replegar”) que cuestiona todo modelo formal de poder, verdad o epistemología esencialista que consiste en la rebelión postestructuralista para el pensamiento y los cuerpos.

Por lo tanto, el saber y el hacer, el pensar y el decir, se hallan captando la multiplicidad en el acto mismo de la vida donde se desea. Es un trabajo empírico de vivir y de escribir lo vivido sobre los cuerpos en la etnografía (pensada como una práctica semiótico/ discursiva que revela intensidades, fuerzas y devenires en un campo/cuerpos en diálogo entre signos verbales, no verbales, proxémicos, quinésicos y visuales. En este sentido, el trabajo etnográfico escribe todos signos posibles y cada signo con sus intencionalidades. La etnografía que aprende de las concepciones deleuzianas pueden ver el cuerpo como:

• El cuerpo como una multiplicidad en el que puede haber una escritura como huella o memoria en el sentido derridariano, será configurado desde otros cuerpos humanos y no humanos.
• El cuerpo de la diferencia desde Deleuze implica determinaciones y potencias que surgen plenamente en las prácticas cotidianas en relación con otros cuerpos. Comunicabilidad de la experiencia en el mundo.
• El cuerpo es rizomático “es variabilidad orgánica, denuncia lo arborescente, es un acontecimiento” .


(Devenir lobo) y (Devenir gato)

• El cuerpo de la diferencia es la posibilidad múltiple se hacer el deseo o devenir humano, animal o no humano.
• El cuerpo se determina en la potencia de un devenir animal que elige el hombre.
• El cuerpo que puede devenir intenso a través de asumir una de las características del animal.

En la fotografía el músico es además hombre/lobo que transmite las intensidades de su música a 100.000 espectadores que la bailan, la poguean o la escuchan en rock al parque 2007.

Gilles Deleuze habla de anomalidad no de anormalidad, Anomalía es desigualdad y desterritorialización, asperidad: proceso para que el cuerpo sea posible. Devenir animal en mi singularidad (una característica específica para que ésto me potencie) Se trata de un caos creador: cuerpos posibles como en las fotografías de arriba y en el Festival del buen rock y cuando asistí con uno de los colaboradores de la investigación, quien se maquilló para el evento con sombras que traía en el bolsillo y que eran precisamente de su madre, diseño sus ojos con el color azul, con sombras en la parte de arriba de los párpados y color café en las ojeras, este color salía con las líneas de su chaqueta. Lo hacía para ser como el bien lo afirmó: “distinto a todos y prepararse para el concierto”. Al terminar el concierto se retiró el maquillaje.

Finalmente, este ejercicio implica mostrar el estado de avance de mi investigación “Cuerpos y sus representaciones en jóvenes urbanos 1977-2009” creo que es fundamental en mi trabajo el postestructuralismo, tanto de Gilles Deleuze, para trabajar los cuerpos contemporáneos y el de Jacques Derrida en la relación cuerpos/escrituras que involucra considerar el cuerpo como un campo donde se traslapan lo estético, lo semiótico, lo discursivo, lo pragmático y lo cultural/ social e histórico, sin olvidar las reflexiones de Mijail Bajtin.

BIBLIOGRAFÍA

ACINAS Vázquez , Juan Claudio. Crisis civilizatoria y marginalidad: un estudio del movimiento "punk". La Laguna: Universidad de La Laguna, 1987.
CROCKER , Chris. Metallica. Madrid: Ediciones Cátedra, 1997.
CUADRADO , Cuesta, Pepe. Punk, 1976-1986. Santander: Elziberis, 2000.
GALIANA , Martínez J. Satanismo y brujería en el rock. Valencia: Editorial La Máscara, 1997.
GINER , Pedro. Guía del rock duro. Madrid: Editorial Luca, 1993.
JULIÁ, Ignacio . Grunge, Noise y Rock alternativo. Madrid: Celeste Ediciones, 1996.
MCNEILL , Legs. Por favor, mátame: la historia oral del punk. Madrid: Celeste Ediciones, S.A., 1999.
MUNIESA , Mariano. Historia del Heavy Metal. Madrid: Ediciones Vosa, 1993.
ROMERO , Vicente. Chapa discos. Historia de una etiqueta. Madrid: Serdisco, 1985.
SATUÉ , Francisco J. Heavy Metal. Madrid: Ediciones Cátedra, 1992.
SATUÉ , Francisco Javier. Sex Pistols: el orgullo punk. Madrid: Ediciones Cátedra, S.A., 1996TUBAU , Daniel. Deep Purple. Gijón: Ediciones Júcar, 1986.
BIBLIOGRAFÍA PARA EL GÉNERO HEAVY METAL
ARNOLD, Denis (1983). "Consecutive Intervals," en The New Oxford Companion to Music, Volume 1: A-J. Oxford University Press. ISBN 0-19-311316-3
BLAKE, Andrew (1997). The Land Without Music: Music, Culture and Society in Twentieth-century Britain. Manchester University Press. ISBN 0-7190-4299-2
CARSON, Annette (2001). Jeff Beck: Crazy Fingers. Backbeat Books. ISBN 0-87930-632-7
Charlton, Katherine (2003). Rock Music Styles: A History. McGraw Hill. ISBN 0-07-249555-3
CHRISTE, Ian (2003). Sound of the Beast: The Complete Headbanging History of Heavy Metal. HARPERCOLLINS. ISBN 0-380-81127-8
CHRISTGAU, ROBERT (1981). "Master of Reality (1971) [review]," en Christgau's Record Guide. Ticknor & Fields. ISBN 0-89919-026-X
COOK, Nicholas, and Nicola Dibben (2001). "Musicological Approaches to Emotion," en Music and Emotion. Oxford University Press. ISBN 0-19-263188-8
DU NOYER, Paul (ed.) (2003). The Illustrated Encyclopedia of Music. Flame Tree. ISBN 1-904041-70-1
FUENTES Rodríguez, César (2005). Iron Maiden: El Viaje De La Doncella. ISBN 84-933891-2-9.
JEFFRIES, Neil (1993). The Kerrang! Direktory of Heavy Metal. Virgin Books. ISBN 0-86369-761-5
KENNEDY, Michael (1985). The Oxford Dictionary of Music. Oxford University Press. ISBN 0-19-311333-3
LARKIN, Colin (1995). The Guinness Who's Who of Heavy Metal. Guinness World Records Limited. ISBN 0-85112-656-1
MCCLEARY, John Bassett (2004). The Hippie Dictionary: A Cultural Encyclopedia of the 1960s and 1970s. Ten Speed Press. ISBN 1-58008-547-4
MCMICHAEL, Joe (2004). The Who Concert File. Omnibus Press. ISBN 1-84449-009-2
MOYNIHAN, Michael, and Dirik Søderlind (1998). Lords of Chaos (2nd ed.). Feral House. ISBN 0-922915-94-6
O'NEIL, Robert M. (2001). The First Amendment and Civil Liability. Indiana University Press. ISBN 0-253-34033-0
PARELES, Jon, and Patricia Romanowski (eds.) (1983). The Rolling Stone Encyclopedia of Rock & Roll. Rolling Stone Press/Summit Books. ISBN 0-671-44071-3
SADIE, Stanley (1980). "Consecutive Fifth, Consecutive Octaves," in The New Grove Dictionary of Music and Musicians (1st ed.). MacMillan. ISBN 0-333-23111-2
SCHONBRUN, Marc (2006). The Everything Guitar Chords Book. Adams Media. ISBN 1-59337-529-8
SUTER, Paul (1988). Heavy Metal A-Z. Music Sales Corp. ISBN 0-7119-0633-5
WALSER, Robert (1993). Running with the Devil: Power, Gender, and Madness in Heavy Metal Music. Wesleyan University Press. ISBN 0-8195-6260-2
WEINSTEIN, Deena (1991). Heavy Metal: A Cultural Sociology. Lexington. ISBN 0-669-21837-5. Revised edition: (2000). Heavy Metal: The Music and its Culture. Da Capo. ISBN 0-306-80970-2
WEINSTEIN, Deena (2000). Heavy Metal. The Music And its Culture. Da Capo. ISBN 0-306-80970-2
WILKERSON, Mark Ian (2006). Amazing Journey: The Life of Pete Townshend (Louisville: Bad News Press). ISBN 1-4116-7700-5


ANEXO No. 1

MAPA DE “EL ELECTRICO” ZONA DE ENCUENTRO
(Primer espacio de socialización)
Centro



ANEXO No.2
-Espacios subjetivos de encuentros-
Centro




ANEXO No.3
-Espacios subjetivos de encuentros-
Centro



-Decibeles: lugar de encuentro de jóvenes universitarios-



Comentarios sobre este texto:




Condiciones de uso de los contenidos según licencia Creative Commons

Director: Arturo Blanco desde Marzo de 2000.
Antroposmoderno.com © Copyright 2000-2011. Política de uso de Antroposmoderno