Transgrediendo los límites: hacia una hermenéutica transformativa del pensamiento cuántico

Román Salazar Luevano
angelmanah@hotmail.com
Publicado el: 10/03/08


       Facebook               Texto en Word 


    


Antes de iniciar, debo comenzar por dar rienda suelta a ciertas cavilaciones incomodas, y para eso tengo cierta información que trasmitirles: Señores les tengo dos noticias, primero: el mundo se esta muriendo. La segunda,-¡No se sorprendan!-es: el mundo empezó morir desde día que nació. Bueno, en realidad todas las cosas empiezan a morir (entran en proceso de degradación) desde que nacen. Mi tesis es discutible, lo se, pero no quiero entrar polémica si lo vivo muere (sic).


Transgrediendo los límites: hacia una hermenéutica transformativa del pensamiento cuántico

Román Salazar Luevano
angelmanah@hotmail.com

Para:
Asunto: Colaboración con un artículo para el dominio antroposmoderno

I
Antes de iniciar, debo comenzar por dar rienda suelta a ciertas cavilaciones incomodas, y para eso tengo cierta información que trasmitirles: Señores les tengo dos noticias, primero: el mundo se esta muriendo. La segunda,-¡No se sorprendan!-es: el mundo empezó morir desde día que nació. Bueno, en realidad todas las cosas empiezan a morir (entran en proceso de degradación) desde que nacen. Mi tesis es discutible, lo se, pero no quiero entrar polémica si lo vivo muere (sic).
Así que te informo lector, lectora, señorita, señoriíto: desde que naciste el mundo ya estaba muriendo; es más, todo lo que conoces vivo seguramente esta o estaba en proceso de muerte. Señor lector, creo que aun no entiende la falta de seriedad con que se debe tomar la muerte por lo cual lo pondré en perspectiva: cuando nació Foucault, el planeta ya estaba muriendo; cuando murió Nietzsche, el planeta estaba en decadencia; cuando Platón era un mocoso, el mundo se estaba muriendo; cuando los dinosaurios habitaban la tierra, esta ultima ya tenia sus añitos. La tercera roca del sol tiene unos 4,65 mil millones de años, (lo siento, me choca poner cita al píe de pagina para dar fe y legalidad a mi información,); ¡increíble!, 4,65 mil millones de años, esas deben ser mas horas del que mi IPOD puede guardar. En fin, siempre hay personas que olvidan sumar o que simplemente se creen más viejos que el tiempo como para especular una fecha del juicio final, el Apocalipsis, la dictadura del proletariado. Entre lo que llega el fin de los finales, los apóstoles hacen su negocio: venden perdones, negocian penitencia o escriben ensayos académicos. La historia esta plagada de profetas del caos, tanto que ya son un estereotipo: el mendigo que alza un pedazo de cartón con una leyenda catastrófica. ¡¿Será otro dispositivo de control de los habla Foucault?! No se, y en realidad, no me interesa, ¿a ustedes si? Eso creo, por mi parte soy demasiado inculto para entender las verdades superiores a la vida.

II
Hablemos de un caso hipotético, ¿qué pasaría si a nosotros, universitarios, nos tocara explicar la ecuación matemática 1+1? Bien, esto lo que pasaría: habría comisiones de investigación para tratar de explicar el problema; los sociólogos iniciarían un proceso de desconstrucción sobre los principales conceptos; los periodistas realizarían investigaciones sobre el oscuro pasado del 1 y sus relaciones con el poder; los investigadores más avezados iniciarían una campaña para su estudio multidisciplinar; finalmente las universidades harían un convenio para profundizar acerca de este esotérico dato; cuando todo parezca estar perdido, un joven y brillante estudiante asiático resolverá el enigma:

1+1= 2

Las revistas especializadas buscaran entrevistar al joven asiático para que este diga:

-Mi padre dedico toda su vida a este fenómeno matemático. Yo hice un esfuerzo, pero nunca logre igualar los avances de mi padre. Cuando todo estaba perdido, decidí contar con los dedos y, ¡Eureka! Me di cuenta que uno mas uno es igual a dos.

Pero no todo el mundo estará convencido. Las voces rebeldes, las universidades que carecen de subsidio (aunque se llaman a sí mismas críticas) dirán: señores, les han tomado el pelo. Lo que en realidad tienen en sus manos es el resultado de un complot urdido por el imperialismo en contubernio con Skeletor y su banda de reptilianos.

Basta, ahora es momento de llorar

III
Por si alguno lo sospechaba, sí. Prácticamente plagie el profundo y bien documentado titulo del artículo de Alan Sokal, Transgrediendo los límites: hacia una hermenéutica transformativa de la gravedad cuántica. Y para quien no conozca el escándalo de Sokal, este es el resumen:

Comenzó hace dos años, cuando Sokal envió a una revista académica de alto nivel un artículo titulado "Transgrediendo los límites: hacia una hermenéutica transformativa de la gravedad cuántica". El pomposo título escondía una serie de disparates sin ilación ni significado, mechados con citas de algunos popes del posmodernismo, y manteniendo un tono de ‘alta reflexión filosófica’ sobre un tema en realidad indeterminado. La revista lo publicó y cuando Sokal explicó la artimaña, se generó un debate de alcance internacional. Se había dado el gusto de demostrar, por el absurdo, que en el ambiente académico "está instalada la idea de que un texto, cuanto más oscuro y hermético, más profundo es" (Clarín, 15/4). (http://www.po.org.ar/po/po590/alan.htm)

Y por si alguien me replica, puedo hacer el siguiente ejercicio; hacer una lista de palabras claves son sufijos y prefijos, armar conexiones inesperadas y, ¡listo!

Capitalismo
Nietzsche
Modernidad
Foucault
Filosofía
Tiempo
Discurso

Pre
Hiper
Post
Meta

Con esto es más que suficiente para configurar el siguiente texto:

Desde la perspectiva de Nietzsche, la filosofía es insuficiente ya que la modernidad, afectada por un pre-capitalismo, sufre los embates de un Meta-tiempo, que mas tarde explicaría Foucault. Tal vez el punto de partida para establecer un dialogo en los discursos de Nietzsche y Foucault sea una Hiper-filosofía que frenen los peligros de un Post-capitalismo.

IV
Hay ciertas palabras que son demasiadas amplias para su discusión; la lista anterior es una muestra de gran parte de ellas, pero otras mas también pueden ser incluidas en la lista, empezando por las corrientes teóricas (funcionalismo, estructuralismo, Neo-post-hiper-funcionalismo meta-estructuralista). El uso y abuso de los tecnicismos tiene una doble tragedia: primero, nadie los entiende mas que los iniciados en la especialidad, y segundo, el uso recalcitrante de estos termina por volverlos ambiguos, o lo que es lo mismo, se termina por desgastar las palabras. Lo cual es bastante conveniente. Cuando no hay nada que decir, o por falta de talento que no puede explicar, son bastante útiles estos tecnicismos polisémicos (palabras comodín: se intercambian por cualquier concepto). El mecanismo de la verborrea posmoderna es sencillo: se convence que se habla de algo importante, pero nunca se explica de que se habla, a lo que conlleva a una idiotización erudita. Lo mejor es tratar de explicar los temas desde la humilde sencillez, proponiendo nuevas formas (maneras / modos) de entender las cosas. Igual se puede hablar de las cosas mas inútiles, comunes o trilladas pero desde la inventa de nuevos entenderes, esa es la tarea del poeta, la del filosofo es tratar de explicar lo que no entendió del poeta. ¿Quieres hablar de Nihilismo? Seguramente ocho o diez paginas no serán suficientes para desplayarte por completo, eso si, casi de la mitad de las hojas serán puras citas de otros tipos que han pensado lo mismo que tu. La poeta Julia de Burgos solo necesito unos cuantos renglones para sintetizar miles de años de filosofía, para escribir sobre la nada.

Como la vida es nada en tu filosofía,
brindemos por el cierto no ser de nuestros cuerpos.

Brindemos por la nada de tus sensuales labios
que son ceros sensuales en tus azules besos;
como todo azul, quimérica mentira
de los blandos océanos y de los blancos cielos.

Brindemos por la nada del material reclamo
que se hunde y se levanta en tu carnal deseo;
como todo lo carne, relámpago, chispazo,
en la verdad mentira sin fin del Universo.

Brindemos por la nada, bien nada de tu alma,
que corre su mentira en un potro sin freno;
como todo lo nada, buen nada, ni siquiera
se asoma de repente en un breve destello.

Brindemos por nosotros, por ellos, por ninguno;
por esta siempre nada de nuestros nunca cuerpos;
por todos, por los menos; por tantos y tan nada;
por esas sombras huecas de vivos que son muertos.

Si del no ser venimos y hacia el no ser marchamos,
nada entre nada y nada, cero entre cero y cero,
y si entre nada y nada no puede existir nada,
brindemos por el bello no ser de nuestros cuerpos.

Nota: si quieren refutarme cualquier cosa, por lo menos que sea con sus propios pensamientos. Ya es bastante odioso lidiar con el dogmatismo religioso que siempre cita las palabras de mártires, y seria aun mas pesado lidiar con el dogmatismo académico que siempre cita a los ídolos teóricos.



Opiniones sobre este texto:




Condiciones de uso de los contenidos según licencia Creative Commons

Director: Arturo Blanco desde Marzo de 2000.
Antroposmoderno.com © Copyright 2000-2017. Política de uso de Antroposmoderno